Angop - Agência de Notícias Angola Press

Comisaria de la UA manifiesta apoyo a víctimas de la sequía

09 de agosto, 2019 - 17:16hs - Sociedad

Addis Abeba - La Comisaria para la Economía Rural y Agricultura de la Comisión de la Unión Africana, Josefa Sacko, se mostró, el jueves, sensible para con las víctimas de la sequía en el sur de Angola y lista a identificar, con las autoridades, programas para mitigar los efectos de los cambios climáticos.

  • Embajador angoleño en Etiopía aborda con Comisaria de la UA, Josefa Sacko, la situación de sequía a sur del país

Para apoyar a las víctimas de la sequía que asola las provincias de Cunene, Cuando Cubango, Huila y Namibe, diversas instituciones públicas y privadas, personalidades individuales y los gobiernos de Cuanza Sur, Luanda, Benguela, Bie, Huambo, Cuanza Norte, Malanje y Uije pusieron a su disposición miles de toneladas de bienes diversos.

El gobierno de la provincia de Cunene, la provincia más afectada, recibió, hasta al momento, 997 mil toneladas de bienes alimenticios para acudir la situación de sequía que asola la región.

Las autoridades locales cuentan, actualmente, con 20 unidades de camiones cisternas y 400 recipientes repartidos por el territorio de la provincia con el fin en la distribución de agua a las poblaciones.

Está también en curso la rehabilitación de 171 pozos de agua, una media de 28 pozos por cada municipio, en un total de seis municipios.

Para el hecho, el Ejecutivo facilitó 3.9 mil millones de Kwanzas para la adquisición de bienes diversos.

Además de las víctimas humanas, Josefa Sacko afirmó que está preocupada con las pérdidas económicas, nombradamente en la pecuaria, de ahí es urgente la movilización de recursos financieros, para que se pueda salvar el ganado, por ejemplo, en la provincia de Cunene.

La diplomática hablaba durante un encuentro solicitado por el embajador de Angola en Etiopia y Representante Permanente Junto de la UA y Comisión Económica de las Naciones Unidas para África, Francisco da Cruz, para abordar sobre la sequía en el sur de Angola.

Francisco da Cruz procuró saber en qué medida la Unión Africana puede atender Angola, que hace cerca de ocho meses, vive una “situación de sequía grave”, en seis de las 18 provincias, afectando más de dos millones de personas. 

Para hacer frente al fenómeno cíclico de los cambios climáticos, que afecta a otros estados de África Austral, ambos discutieron la hipótesis de realización de una reunión entre países de la región, con el fin de encontrarse soluciones integradas.

Sobre el tema, Josefa Sacko añadió que el departamento que dirige posee programas con vista a proporcionar respuesta a las consecuencias de los cambios climáticos en África Austral.

A propósito, adelantó, que Luanda acogerá los días 12 y 13 de Agosto, una plenaria de cariz ambiental, denominada “Gran Muralla Verde”, destinada a los países de la SADC, como parte de un proyecto financiado por la Unión Europea, y, entre otras, incluye acciones de arborización.    

El otro tema abordado por los dos interlocutores está relacionado con la existencia de la African Risk Capacity (ARC), agencia especializada de la UA, encaminada a atender los gobiernos africanos para mejor planificar, preparar y responder las catástrofes relacionadas con los cambios climáticos.

La ARC permite la creación de mecanismos de financiamiento de riesgo para situaciones de sequía, cuyos pagos de seguros propician a los países prestar asistencia a la población afectada.

Angola no forma parte de los 33 Estados Miembros de la UA que componen la agencia. Por África Austral, están Mozambique, Zambia, Zimbabue, Malawi y Madagascar.

Josefa Sacko, de nacionalidad angoleña, fue electa Comisaria para la Economía Rural y Agricultura de la Unión Africana en Enero de 2017, en Cumbre Ordinaria de la Unión Africana (UA) en Addis-Abeba, capital de Etiopía.

De las provincias de la región Sur, Cunene es la que enfrenta la más severa sequía de su historia, hace ocho meses, que ya dejó más de 800 mil familias y más de un millón de bovinos al margen de la muerte.

En total,  857 mil 443 personas fueron afectados por los hechos de la sequía y un millón y 100 bovinos están en riesgo de muerte, por hambre y sede. La falta de lluvias perjudica la agricultura de la subsistencia.