Angop - Agência de Notícias Angola Press

Obesidad - El "virus" de la autoestima

12 de octubre, 2017 - 10:24hs - Salud

Luanda - Números que asustan, especialistas en busca de nuevos remedios y pacientes en desesperación para ganar la "guerra" contra la balanza. Las estadísticas de la obesidad ya exigen respuestas rápidas y perfilan, año tras año, como un problema grave de salud pública en Angola.

  • Obesidad es hoy un problema de salud pública

El problema afecta a más de 641 millones de adultos en el mundo, casi el 13 por ciento de la población, y puede llegar al 20 por ciento en los próximos años. La obesidad es una enfermedad multifactorial que necesita ser tratada en varios aspectos, principalmente el emocional.

Cuando alcanza la fase más avanzada, tiene en el prejuicio, estigma social y en la baja estima algunas de las principales señales. Esta condición lleva a miles de personas a "huir" de la sociedad y, en casos más extremos, a perder la voluntad de vivir, debido a la discriminación.

La ex estudiante Eufrásia de Sousa conoce bien estas reacciones y desde temprano entró a las estadísticas. Con 39 años de edad, siempre tuvo cuerpo robusto. Nació con 6 kilogramos y a los 8 años ya pesaba 60, una señal de alerta que el tiempo vino a confirmar.

Eufrásia de Sousa nunca fue una adolescente como las otras y, varias veces, se sentía rechazada a la hora de las bromas. Perdió la guerra contra la balanza y llegó a alcanzar 190 kg, antes de buscar el socorro especializado.

Una vida de desafíos y superación diaria

En casa suele depender de familiares para desarrollar actividades que varias veces ha llegado a hacer sola. La determinación de vencer la lucha contra la balanza y el estigma social han sido un proceso lento, pero que ya demuestran algunos resultados.

Actualmente, Eufrásia de Sousa redujo un poco el peso, pero no lo suficiente, estando con 170 kg, aún por encima de lo deseado. Para volver a equilibrar y dominar el cuerpo, está siendo acompañada por nutricionista, cardiólogo y neurólogo.

Es con ese trío que hace una rigurosa dieta y procura mantener la predisposición para la práctica de ejercicios físicos. La obesidad no es un problema exclusivo de Eufrásia de Sousa.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada ocho adultos es obeso. Este número ha aumentado desde 1975 y las previsiones apuntan que, para 2025, uno de cada cinco ciudadanos pueda sufrir de obesidad.

La OMS apunta a la obesidad como uno de los mayores problemas de salud pública en el mundo. La proyección es que, en 2025, cerca de 2.300 millones de adultos tengan sobrepeso y más de 700 millones se vuelven obesos.

La OMS señala que la población está cada vez más sedentaria y con ello crecen los números de la obesidad y la preocupación de los profesionales de la salud en combatirla y, consecuentemente, en prevenir las diversas disfunciones causadas por el exceso de peso.

La obesidad es una enfermedad crónica, de difícil tratamiento, que puede ser resultado de herencia genética, fisiológica, sedentarismo, exceso de alimentos o alimentación inadecuada, debido a trastornos alimentarios.

La prevención tiene tres factores principales: reeducación alimentaria, aumento o práctica de actividad física y cambio en el estilo de vida. En algunos casos, puede haber necesidad de intervención medicamentosa y, en los más severos, la realización de cirugías es necesaria.

El bajo consumo de frutas y verduras aumenta el riesgo de problemas cardíacos, algunos tipos de cáncer y obesidad.

El miércoles se conmemoró el Día Mundial de Lucha contra la Obesidad (11 de Octubre).