Angop - Agência de Notícias Angola Press

Parlamento aprueba Ley de Protección Civil

23 de mayo, 2020 - 09:23hs - Política

Luanda - El Parlamento de Angola aprobó este viernes, por unanimidad, la Ley de Protección Civil que tiene como objetivo, entre otras medidas, prevenir la ocurrencia de riesgos colectivos, como resultado de accidentes graves, catástrofes o calamidades públicas.

  • Parlamento aprueba Ley de Protección Civil

Con este paso, según el Ministro de Estado y Jefe de la Casa Civil del Presidente de la República, Adão de Almeida, el país obtiene un sistema de protección civil con nuevas herramientas, que facilitan la adopción de medidas en situaciones de calamidad pública.

El gobernante, que estaba hablando con la prensa, al margen de la aprobación final del diploma, recordó que Angola vivió un período de aproximadamente dos meses, en el que la medida principal fue el Estado de Emergencia, con la suspensión de ciertos derechos fundamentales.

Según el Ministro de Estado, el hecho de que el diploma haya sido aprobado por consenso representa la unidad y el sentido de prudencia de todos en relación con la vida de la población en casos de fenómenos, como los eventos que vive en la actualidad y futuros de calamidad o catástrofe.

Dijo que la lucha contra la pandemia de Covid-19 que está experimentando el país puede hacerse a través del Estado de Emergencia, o mediante otros mecanismos, manteniendo siempre el espíritu de responsabilidad, prudencia y salvaguardando la vida de los ciudadanos.

Subrayó que la declaración de un Estado de Emergencia, su prorrogación o la declaración de una situación de calamidad o catástrofe pública dependen del Jefe de Estado, después de evaluar la situación, con miras a tomar las mejores medidas.

"En este momento, estamos en un Estado de Emergencia vigente hasta el día 25 y, seguramente, hasta entonces, se tomará una medida dependiendo de la evaluación que se haga de la situación y de lo que se recomienda", explicó.

Cuando se le preguntó sobre la situación actual, dijo que sigue recomendando la adopción de medidas, con prudencia y teniendo en cuenta la necesidad de garantizar los grandes desafíos, como salvaguardar la vida de las personas, tanto desde el punto de vista individual como colectivo y evitar la propagación de la pandemia de Covid-19.

Por otro lado, defendió la creación de condiciones que permitan la actividad económica, sin descuidar las cuestiones sanitarias, evitando que la situación adquiera dimensiones mayores que las actuales.