Angop - Agência de Notícias Angola Press

Sector eléctrico va aumentar capacidad para 7,5 GW en 2022

12 de abril, 2019 - 11:50hs - Economía

Luanda - El sector eléctrico nacional alcanzó en Marzo último una capacidad de 4,90 GW de los cuales 4,08 GW están a disposición, potencia que será elevada para 7,5 GW en 2022, hecho que permitirá aumentar la oferta de energía e inter ligar los sistemas norte, centro y sur del país.

  • Central hidroeléctrica de Laúca.

Hasta Septiembre de 2017 estaban ya instalados 3,8 GW, de los cuales 2,8 GW disponibles, resultado de las inversiones realizadas en la hidroeléctrica de Cambambe y los primeros cuatro grupos de aprovechamiento hidroeléctrico de Laúca.

De los siete mil 500 MW (7,5 GW) a ser alcanzadas en 2022, de acuerdo con el informe de ejecución del Plan Nacional de Desarrollo del sector eléctrico para 2018-2022, por lo menos 500 MW serán generados a partir de fuentes de energías renovables.

El programa contempla el aumento de la tasa de electrificación de los actuales 42 por ciento para 50 en 2022, a través de la expansión y mejoría de las infraestructuras eléctricas.

La expansión de las infraestructuras eléctricas permitirá al sector efectuar la ligación de más de un millón de nuevos clientes (200 mil por año), en todo el territorio nacional, con énfasis en las sedes de provincia, sus áreas urbanas, periurbanas y en las sedes de municipios.

El sector de Energía y Agua está inserido en la Política Estratégica de Desarrollo que persigue promover el desarrollo sustentable y diversificado, con inclusión económica y social y reducción de las desigualdades.

Con el objetivo de alcanzar los objetivos contenidos en la estrategia “Angola 2025”, el Programa de Gobierno para el período 2018-2022 establece la implementación de nueve políticas estratégicas de desarrollo para el establecimiento de un modelo de desarrollo sustentable, basado en la igualdad de oportunidades, para lo que se requiere la creación de condiciones infraestructurales adecuadas.

Con este proyecto se quiere asegurar mejor funcionamiento de las infraestructuras del sector de Energía y Agua, de modo a apoyar la diversificación de la economía y mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos reduciendo las desigualdades.