Angop - Agência de Notícias Angola Press

Ochenta por ciento de los angoleños tendrán acceso a banda larga en 2022

04 de octubre, 2018 - 12:42hs - Ciencia y Tecnología

Luanda - Ochenta por ciento de la población angoleña deberá tener acceso al servicio de banda larga hasta 2022, informó, en Luanda, el secretario de Estado de Telecomunicaciones, Mário de Oliveira, durante el “Breakfast con el regulador”, realizado por el Instituto Angoleño de Comunicaciones (INACOM).

  • La iniciativa se encuadra en los objetivos de la SADC,

De acuerdo con él, esta pretensión se encuadras en los objetivos de desarrollo sustentable de las Naciones Unidas y de la agenda 2030 de la Unión Africana, cuyas acciones se encuentran respaldadas en los compromisos de la SADC 2025, así como en el Plan de Desarrollo Nacional (PDN) 2018-2022.

En este ámbito, de acuerdo con Mário de Oliveira, 50 por ciento de los hogares en cada Estado miembro de la SADC debe estar conectado a internet, servicios básicos de banda larga tienen que ser tornados accesibles en la SADC en, por lo menos, dos por ciento del PIB mensual per cápita.

Todos los Estados miembros deben poseer un plan nacional de banda larga o incluido banda larga en su definición de servicio de acceso universal, así como presentar usuarios de banda larga/internet en el orden del 65 por ciento.

Aún en el ámbito del PDN, 60 por ciento de los jóvenes y adultos, en cada miembro de la SADC, debe haber alcanzado por lo menos un nivel mínimo de referencia en las habilidades digitales sustentable y la desconexión de las pequeñas y mediana empresas deben ser reducidos en 50 por ciento por sector, así como 40 por ciento de la población debe usar servicios de finanzas digitales.

Según él, el PDN 2018-2022 recomienda también que la igualdad entre los sexos debe ser lanzada en todas las metas de banda larga de la SADC y los servicios básicos o los servicios de instalación en los agregados familiares de acceso a la banda larga fija o móvil deben ser tornados accesibles en la SADC, pasando a costar menos de 50 dólares o dos por ciento del PIB mensual per cápita, prevaleciendo el criterio que sea menos.