Angop - Agência de Notícias Angola Press

Suiza: Lucha contra el comercio de carne de caza puede reducir presión a la fauna

22 de agosto, 2019 - 16:08hs - Medio Ambiente

Ginebra - El control y lucha contra la caza y el comercio de carne de animales de grande, medio y pequeño porte, en varias regiones de Angola, puede contribuir en la reducción de la presión sobre la biodiversidad, por parte de los cazadores furtivos, dijo la especialista en esta área, Tamara Ron.

  • Animal Abatido en caza furtiva

Tamara Ron que participó el martes, en representación de Angola, en el grupo de trabajo que abordó el referido tema en la 18 ª Conferencia de las Partes sobre el Comercio de Especies de la Fauna y Flora Salvaje (COP18), dijo que el comercio de carne de caza y sus artefactos es una de las principales amenazas a la biodiversidad.

En su opinión, las comunidades rurales deberían incluirse en programas de conservación de la fauna y flora para reducir la presión a las especies, muchas de ellas en vías de extinción.

“La caza en Angola no es selectiva, animales de grande, medio y pequeño porte son sacrificados por cazadores furtivos, muchos para la venta de la carne”, dijo.

La especialista abogó la necesidad de las comunidades de los centros urbanos y alrededores dejar de comprar la carne de caza para desalentar los cazadores y vendedores.

Revisión de las Convenciones

La representante de la Autoridad Científica de Angola, Esperança Costa, que también representó el país en grupos de trabajo relacionado con las plantas, recordó que las metas de Aichi, resultantes de la Conferencia de las Partes realizadas en Nagoia, establecieron el plan estratégico de la biodiversidad para 2011/2020, conteniendo 20 propósitos conocidos como “Metas de Aichi”, que destaca la reducción de la pérdida de la fauna y flora salvaje, como la cuestión central.

“La cuestión relacionada a la pérdida de la biodiversidad permanece, de ahí la necesidad de ser revistos los objetivos relacionados a la Convención de las CITES y CDB”, defendió Esperanza Costa, admitiendo la existencia de convergencia entre los dos acuerdos.

Recuerda que la Convención de la Diversidad Biológica (CDB) es un acuerdo a nivel mundial, entre gobiernos, para la conservación de las especies, el uso racional de sus componentes y que pretende asegurar una justa y un intercambio equilibrado de sus beneficios.

En el encuentro, Inger Andersen, director Ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, dijo que el mundo está perdiendo especies a una tasa nunca vista antes.

Las poblaciones de mamíferos, répteles, anfibios, aves y pescados cayeron 60 por ciento entre 1970 y 2014, de acuerdo con la oficial de las Naciones Unidas.

Dijo que el informe del IPBES descubrió que “si no se toma medidas, estamos prestes a perder en este siglo por lo menos un millón de las casi ocho millones de especies en la Tierra”.

La delegación de Angola en la COP18, que se celebra hasta el 28 de este mes, ha estado a participar en grupos de trabajo de los constituidos comités de las "plantas y animales" y en sesiones plenarias.