Angop - Agência de Notícias Angola Press

Autoridades acompañan a la jirafa reaparecida

11 de enero, 2018 - 12:21hs - Medio Ambiente

Luanda - Las veintidós jirafas reencontradas, en 2017, en el Parque Nacional de Luengue-Luiana, provincia de Cuando Cubango, empiezan a ser acompañadas en el primer semestre de este año, por el Ministerio de Ambiente.

  • Jirafas ubicadas en el Parque Nacional de Luengue-Luiana

La reaparición de este animal en Septiembre de 2017 constituyó uno de los destaques del sector ambiental en Angola, un hecho que obligó a elaborar un plan estratégico para su protección y conservación.

Como parte de su resurgimiento, Angola se benefició en 2017 de un premio internacional a nivel de la Asociación Africana de Fiscales.

En declaraciones a la Angop, el técnico del Ministerio de Medio Ambiente Manuel Xavier refirió que el monitoreo de la especie contará con el apoyo de expertos internacionales y de las repúblicas de Namibia y Botsuana, regiones en las que se mueve la especie migratoria, saliendo de Angola y viceversa.

Para el control de su movimiento se colocarán collares en las jirafas, a semejanza de la iniciativa sobre la protección de la Palanca Negra Gigante.

La especie que ya figura en el Anexo II de la Convención sobre las Especies Migratorias (CME) es típica de la región del Parque Nacional de Luengue-Luiana, creado en 2011 por el Ministerio de Medio Ambiente.

La especie reaparece después de la desmilitarización de la zona, lo que está facilitando la repoblación natural de esta zona de conservación con otras especies de pequeño, mediano y gran porte, de acuerdo con la fuente.

En Angola, antes del reavivamiento de los conflictos, se controlaban miles de jirafas, destacándose el Parque Nacional de la Mupa (Cunene), donde actualmente no hay vestigios de esta especie, de acuerdo con Miguel Xavier.

"El Parque de la Mupa fue creado específicamente para proteger a la jirafa, desde el tiempo colonial, pero desafortunadamente todavía no se han registrado individuos de esta especie, habiendo toda la necesidad de una investigación, para saber del paradero de este animal", dijo Manuel Xavier.

Este animal también es controlado en el Parque Nacional de Quiçama, Luanda, a través del proyecto "Arca de Noé", una iniciativa que comenzó con cuatro animales y pasó a más de 32 jirafas hasta los últimos dos años.